CENTRO DE REDACCIÓN – La muerte de varias personas en EEUU podría estar vinculada con la ingesta de la bebida energética Monster, sin embargo “todavía estamos investigando”, dijo la portavoz de la FDA, Shelly Burgess.

Informes publicados por The New York Times bajo la Ley de Libertad de Información presentada por la madre de una niña de 14 años quien murió por problemas del corazón, tras tomar por dos días la bebida Monster Energy.

La joven residente de Maryland tomó dos bebidas energéticas que contenían un total de 480 miligramos de cafeína, equivalente a 14 latas de 12 onzas de Coca-Cola, según la demanda presentada por sus padres.

 “Monster no cree que sus bebidas son en modo alguno responsables de la muerte de la señorita Fournier”, dijeron voceros de la compañía en un comunicado. “Monster no tiene conocimiento de ninguna víctima mortal en ningún lugar que haya sido causada por sus bebidas”.