NUEVA YORK - Tras declararse inocente de conspiraciones terroristas, el yerno de Osama Bin Landen regresa a una corte federal de Nueva York.

Suleimán Abu Ghaith, se declaró no culpable a principios de marzo de un cargo de conspiración para matar a ciudadanos estadounidenses por el que podría ser condenado a cadena perpetua durante una breve comparecencia en un tribunal federal de la Gran Manzana.

Así lo confirmó un portavoz de la Fiscalía del Distrito Sur, que detalló que todavía no se ha fijado una fecha para el inicio del juicio contra Abu Ghaith, quien fue capturado por agentes de inteligencia estadounidenses en Jordania.

El acusado, casado con una de las hijas de Bin Laden, Fátima, entró esposado a la corte y, tras una vista de unos quince minutos, su abogado defensor, Philip L. Weinstein, anunció la declaración de no culpabilidad.

Abu Ghaith premanece retenido sin derecho a fianza y aparecerá nuevamente frente a los tribunales neoyorquinos este lunes, cuando probablemente el juez Lewis A. Kaplan determine la fecha de arranque del proceso judicial.

El yerno de Bin Laden, que se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua, fue capturado en Turquía el pasado 28 de febrero y llevado después a Jordania, desde donde agentes estadounidenses de inteligencia lo trasladaron a Nueva York un día después.

Este jueves el Fiscal General de EEUU, Eric Holder, anunció la imputación de Abu Ghaith por conspirar junto a Bin Laden para "causar más ataques terroristas como la masacre del 11 de septiembre" de 2001.

El acusado habría servido en Al Qaeda junto a Bin Laden y su ayudante Ayman al-Zawahiri durante, por lo menos, 2001 y 2002, actuando como portavoz ocasional, apoyando el cometido de la organización terrorista y alertando de ataques "similares a los del 11 de septiembre".

La justicia estadounidense compara el papel desempeñado por Abu Ghaith con el de un "consejero de una familia mafiosa o el ministro de propaganda de un régimen totalitario" y le acusa de "servirse de su posición para amenazar a los EEUU e incitar a sus enemigos".

Según la acusación de la Fiscalía, el 12 de septiembre de 2001 el acusado apareció en un vídeo junto a Bin Laden y al-Zawahiri advirtiendo a EEUU y sus aliados que "un gran ejército se está uniendo contra vosotros" y "llamó a la 'nación del Islam' a luchar contra los judíos, los cristianos y los estadounidenses".

"No hay ningún rincón en el mundo en el que podáis escapar de la justicia porque haremos todo lo que esté en nuestro poder para que rindáis cuentas y caiga sobre vosotros todo el peso de la ley", advirtió Holder tras anunciar la acusación contra Abu Ghaith.