El servicio de inmigración y aduanas de los Estados Unidos envió unos 150 dominicanos devuelta a su país.

Los mismos cumplieron condenas por varios crímenes como violaciones, narcotráfico, robos, entre otros.