NUEVA YORK - El descubrimiento de lo que pudo ser un laboratorio de metanfetaminas aparentemente fue falso.

Respondiendo a una llamada a las 6:30 p.m. del lunes, a través del 9-1-1 por denuncias de fuertes olores a amoníaco, agentes del cuartel del centro de Manhattan norte, entraron a un apartamento del edificio del 431 de la calle 54, topándose con envases de materiales químicos y materiales para procesar drogas, dijeron autoridades de la ciudad de Nueva York.
Dos apartamentos del inmueble fueron evacuados y a la escena fue llamada la unidad de manejo de materiales peligrosos de los bomberos y el escuadrón anti-bombas de la policía.
Una persona fue interrogada la noche del lunes.
Además de la metanfetamina, se investigaba si en el apartamento se procesaba el compuesto conocido como baños de sal, un alucinógeno responsable de hechos de violencia recientemente, incluyendo el caso del caníbal de Miami, en el que un hombre bajo sus efectos comió parte de la cara de un mendigo de origen neoyorquino.
En un reciente informe, las autoridades dijeron que el sospechoso solo estaba fabricando sales de baño, por lo que no recibió ningún cargo criminal.