Las autoridades de salud confirman que una mujer de Texas está en tratamiento tras presentar síntomas de meningitis luego de haber recibido una inyección de esteroides contaminada.

El Departamento de Servicios de Salud del Estado, dijo que la paciente está siendo tratada con medicamentos anti hongos. Sin embargo no han dado a conocer más detalles, para proteger su identidad.

El “New England Compounding Center” produjo el medicamento que se inyecta a pacientes en el tratamiento de dolor de espalda.
A nivel nacional, 185 personas han sido diagnosticadas con meningitis. De las cuales 14 han muerto. El medicamento ha sido retirado del mercado.

“Harris Methodist Southlake Hospital” y el “Dallas Back Pain Management” son las dos instituciones en Texas, en donde se ha inyectado el medicamento. Ambos centros se han puesto en contacto con los 131 pacientes que recibieron las inyecciones.