NUEVA YORK – La esposa del ex policía neoyorquino acusado de querer secuestrar mujeres para comérselas revela como lo descubrió.

Con la mano en la frente y un poco molesto se notó el ex oficial, Gilberto Valle, mientras escuchaba las declaraciones de su esposa, Kathleen Mangan, durante el juicio en su contra.

Tratando de mantener la cordura, Mangan, de 27 años, explicó ante un juez “A mí me agarraría por los pies, me cortaría la garganta y luego observaría como me desangraba”.

Por otra parte la esposa del presunto caníbal dijo haber encontrado otros planes por escrito describiendo la violación de dos mujeres, una en frente de la otra, mientras otra se quemaba viva a fuego lento.

Mangan añadió que Valle, de 28 años, quería que dichos actos duraran los más posible, ya que esto le causaría placer.

Por último, la joven dijo haber denunciado a su esposo luego de que descubriera varias imágenes y sitios de web de contenido alarmante, entre ellos partes humanas desmembradas, etc.

La defensa del ex policía sustenta que los planes caníbales eran pura fantasía, y Valle nunca cometió ningún crimen.