Ha sido siempre un robusto bastión del conservadurismo en términos de política. Ha apoyado a los últimos candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos y su rivalidad con el gobierno de Obama es más que conocida. Pero esta vez, Clint Eastwood ha elegido unirse a las figuras menos radicales de la derecha y estampar su firma en un manifiesto que se entrega al Tribunal Supremo de Estados Unidos, en el que líderes conservadores expresan su apoyo a la legalización de las bodas entre personas del mismo sexo en California.

El texto tiene como objetivo influir en la decisión de los magistrados del máximo tribunal estadounidense que este mes evaluarán un recurso de inconstitucionalidad de la Propuesta 8, una medida aprobada en referéndum en 2008 por la que se enmendaba la carta magna californiana para impedir los matrimonios homosexuales.

El nombre de Eastwood se sumó al de más de un centenar de personas, según confirmó el portavoz de la organización American Foundation for Equal Rights, Manny Rivera, quien adelantó que la lista completa de apoyos se hará pública en durante hoy viernes, una vez se presente el documento ante el Tribunal Supremo. En todo caso, entre quienes ya firmaron están Steve Schmidt, un exasesor del candidato republicano a la Casa Blanca John McCain, o la consejera delegada de Hewlett-Packard y excandidata a gobernadora republicana de California, Meg Whitman.

La Propuesta 8 fue aprobada en noviembre de 2008 coincidiendo con las elecciones presidenciales que ganó Barack Obama y anuló una decisión anterior de los tribunales californianos que habían autorizado las bodas entre homosexuales en California al resolver que estaban amparadas por la ley, en función de la igualdad de derechos.

La iniciativa fue impulsada por grupos conservadores y religiosos como respuesta a esta decisión judicial y logró el apoyo mayoritario de los californianos en las urnas. El resultado fue apelado en cortes estatales y finalmente terminó ante el Tribunal Supremo federal, que tendrá que decidir si definir el matrimonio como una unión exclusiva entre hombre y mujer atenta contra la igualdad de derechos que establece la Constitución. Está previsto que se celebre una vista oral en la Corte Suprema respecto a este caso el próximo 26 de marzo.