Washington - Los miembros del partido republicano que controlan la Cámara de Representantes de Estados Unidos fracasaron el martes en sus esfuerzos por financiar parte de las operaciones gubernamentales, en el primer día del cierre parcial del Gobierno federal.

Gracias en parte al bloqueo de la bancada demócrata, los republicanos no lograron reunir el apoyo de dos terceras partes de la
Cámara de Representantes a tres medidas distintas para financiar las operaciones de la burocracia federal.

Las tres medidas derrotadas en el pleno de la Cámara Baja, conocidas como "resoluciones continuas" buscaban financiar las operaciones de los parques nacionales, los programas de ayuda a veteranos de guerra, y las actividades del Gobierno de la capital estadounidense.

El proyecto de ley para financiar los programas de los veteranos, por ejemplo, solo contó con el apoyo de 33 demócratas. Las otras dos medidas tampoco obtuvieron el respaldo de las dos terceras partes de los 433 escaños en la Cámara Baja.

En general, los demócratas, tanto en la Cámara Baja como en el Senado, mantienen un frente unido en contra de medidas presupuestarias que, a su juicio, no resuelven el problema mayor sobre la financiación de las operaciones gubernamentales.

Los demócratas en el Senado insisten en que la Cámara Baja debe aprobar la medida presupuestaria que la Cámara Alta aprobó y que extiende por seis semanas los fondos para las operaciones gubernamentales.

Los republicanos, sin embargo, han insistido en someter a voto medidas parciales para financiar parte de las operaciones de la burocracia federal.

Los demócratas, entre éstos el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, afirmaron hoy que las medidas parciales propuestas por los republicanos no son serias y que éstos deben financiar todas las operaciones federales no solo las que ellos favorezcan.

Horas antes de los tres votos, la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, ridiculizó las propuestas republicanas, comparándolas con "la puesta en libertad de un rehén a la vez".

Una portavoz de la Casa Blanca, Amy Brundage, dijo a los periodistas que las propuestas republicanas "no son la forma de gestionar un Gobierno", y que el presidente Barack Obama las vetará si llegan a su despacho.

No obstante, fuentes legislativas aseguraron a los periodistas que los republicanos intentarán mañana nuevamente someter a voto las tres medidas. Pero mañana recurrirán a otra figura legislativa que solo requiere una mayoría simple para que esas medidas sean aprobadas.

Líderes de ambas cámaras del Congreso continúan negociando una solución a una disputa presupuestaria que ha causado el cierre parcial del Gobierno por primera vez en 17 años.

Por ahora, y mientras dure el cierre parcial del Gobierno por falta de fondos, las operaciones consideradas "no esenciales" continúan suspendidas, incluyendo los parques nacionales y monumentos.