NUEVA YORK - El consejo de la ciudad aprueba la supervisión de policías ante las quejas por los chequeos al azar, “stop and frisk”.

Asambleístas de Nueva York aprobaron este miércoles un nuevo puesto de supervisor general, el cual estará encargado de vigilar dichos chequeos.

Este puesto permitiría monitorear las presuntas detenciones injustas, que reflejan la discriminación racial.

El alcalde de la Ciudad de la Ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg y altos funcionarios del cumplimiento de la ley, instaron el lunes al concejo municipal votar en contra de la legislación propuesta para la creación de un organismo de control externo para el Departamento de Policía, diciendo que pondría en peligro la seguridad pública mediante la inhibición de la policía.

Bloomberg, quien dijo que tratará de anular la decisión del consejo,  advirtió que las medidas de esta reforma revertirían una caída histórica en el crimen durante sus tres períodos en el cargo. Los informes de homicidios y otros delitos graves han caído 34 por ciento desde 2001, con las mayores reducciones en las comunidades de bajos ingresos.