El Príncipe Harry regresa a los Estados Unidos pero en este viaje hará algo diferente, no regresará a Las Vegas.

El soltero codiciado de 28 años de edad, viajará a Estados Unidos a la costa este, así como también a Denver y Colorado Springs, para apoyar a organizaciones benéficas para los veteranos de guerra y también, jugar un poco de su deporte preferido, el polo.

Harry, quien ha apoyado a centros que rehabilitan a veteranos de guerra, asistirá a varios eventos en el 2013 “Warrior Games”, el cual es una competencia entre atletas veteranos de guerra con orígenes británico y americano.

“El Príncipe Harry quiere hacer hincapié una vez más al trabajo extraordinario y al sacrificio de nuestros hombres y mujeres en el servicio”, dijo Jamie Lowther-Pinkerton, secretaria privada del príncipe.

Su visita se llevará acabo del 9 de mayo al 15 del mismo mes, donde se espera que visite el Cementerio Nacional de Arlington, Walter Reed National Medical Center y una exhibición en el Capitol Hill.

En su última visita a los Estados Unidos, el príncipe encabezó los tabloides ya que salieron a la luz unas fotos comprometedoras con una mujer desnuda en un cuarto de hotel en Las Vegas.