La aerolínea Southwest Airlines no cobra a sus clientes por cambiar sus planes de vuelo una vez que han comprado un boleto. Pero pronto los pasajeros tendrán que pagar una cuota en caso de que no cancelen su boleto y decidan no volar. La aerolínea anunció su nueva política el viernes, en una conferencia de inversionistas en Nueva York.

Actualmente Southwest permite que los pasajeros transfieran el valor de un boleto no usado, a un nuevo boleto. Southwest dice que por medio de imponer una cuota por no cancelar, podría reducir el número de pasajeros que no se presentan a sus vuelos y generar más ingresos.

La compañía dijo que la nueva cuota entrará en vigor el próximo año, pero no dio una fecha exacta ni dijo de cuánto será la tarifa.

Southwest también planea aumentar las tarifas que ya tiene en efecto,  como el cobro por documentar equipaje y por sobrepeso de equipaje.