CENTRO DE REDACCION - El encuentro entre el presidente, Barack Obama y  el republicano, presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner no rindió frutos.

Según trascendió el curso de las conversaciones parecen estar estancadas.

En rueda de prensa en el Capitolio, Boehner acusó a Obama de "acercar lentamente a la economía" hacia los recortes de gastos y alzas de impuestos automáticos que comenzarían con el nuevo año.

Boehner conversó con el presidente Barack Obama el miércoles, y el equipo reanudó las negociaciones el jueves.

"La conversación telefónica fue placentera, pero fue un poco más de lo mismo", señaló Boehner, y añadió que las negociaciones con el equipo también fueron "más de lo mismo".

Obama ha insistido en que se eleven las tasas tributarias a los ciudadanos más adinerados. Boehner accedió a mayores impuestos pero sólo con la condición de cerrar ciertos vacíos tributarios. Afirmó que los mayores impuestos afectarían a las pequeñas empresas que reportan ingresos mediante los formularios tributarios de los dueños individuales.

"Salí el día después de la elección y puse los ingresos en la mesa, dando un paso para acercarme al presidente para tratar de resolver esto", dijo Boehner. "¿Cuándo va él a dar un paso hacia nosotros?"