Los mexicanos también se emocionaron como si fueran argentinos.

Las campanas de cientos de iglesias en todo México se hicieron sonar para festejar la elección del papa Francisco.

Los mexicanos aplaudieron al ver aparecer al papa Francisco al salir del balcón del Vaticano y muchos de ellas piden que el papa sea la persona apta para dirigir a todos los católicos y que dure más tiempo que el papa Benedicto XVI.