MEXICO - Un día después de que un juez determinara iniciar un proceso penal contra la ex líder del sindicato de maestros por malversación, otro polémico dirigente sindical mexicano dijo tener las manos limpias y rechazó supuestos excesos que han sido divulgados en medios.

El líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, dijo a periodistas estar tranquilo y consideró que la detención de la ex presidenta magisterial Elba Esther Gordillo es un asunto personal y no de una estrategia contra el sindicalismo en el país.

Gordillo fue arrestada la semana pasada bajo cargos de malversar unos 2,000 millones de pesos (poco más de 156 millones de dólares) de fondos de su agrupación gremial para adquirir bienes, cubrir pagos en aviones privados, someterse a cirugías plásticas y realizar compras en la tienda estadounidense de lujo Neiman Marcus.

La detención de "La Maestra", como es conocida Gordillo, ha desatado llamados de miembros de la oposición de perseguir otros posibles casos similares de líderes sindicales conocidos también por llevar una vida lujosa, y particularmente ha sido mencionado Romero Deschamps.

El líder del sindicato petrolero y actual senador ha sido criticado por supuestos excesos como presuntamente comprar un Ferrari de dos millones de dólares a su hijo, según un reciente reporte periodístico. Meses antes, se divulgaron fotos de su hija sobre viajes en Europa a bordo de un jet privado y yates.

Interrogado por periodistas sobre si son ciertos los señalamientos de excesos, Romero Deschamps se limitó a decir: "por supuesto que no" y aunque evitó hablar más sobre eso, dijo que "no tiene fundamento".