La comunidad católica de Jalisco está de fiesta después de que al parecer, las hostias de un templo han hecho un milagro. 
 
El Templo María Madre de la Iglesia en Guadalajara está recibiendo más visitas de lo acostumbrado, ya que las autoridades parroquiales están investigando el caso de unas ostias que sangran. 
 
“Le pido mucho a Dios por éste santo milagro que surgió, que aparezca mi niño”, dijo una señora que estaba de visita en el templo. 
 
La misa durante la cual apareció el supuesto milagro fue oficiada por el cura “Lolo”, quien es reconocido en todo el vecindario. 
 
Al parecer, el padre guardó las hostias en el altar porque salió a visitar a un enfermo. 
 
Cuando regresó, el padre indicó que tuvo un “revelación” y que después recibió la “señal divina”. 
 
El supuesto milagro está siendo investigado.