Los padres de los niños de murieron en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, aseguran tener pruebas que demuestran que el incendio fue ocasionado para “tapar” el fraude de varios funcionarios públicos. 
 
A pesar que han pasado años de la tragedia, los padres de familia no dejan de luchar y ahora dicen tener pruebas que muestran que el incendio fue provocado para eliminar documentación que comprobaba una deuda por mil millones de dólares adquirida por el Estado durante la administración pasada. 
 
Según las investigaciones oficiales, la tragedia en la guardería ABC se originó por el sobrecalentamiento de un cable que abastecía de energía un aparato de refrigeración. 
 
Pero la mayoría de los padres nunca estuvieron conformes con esa explicación. 
 
“En un principio lo sabíamos, que había sido intencionalmente. Nunca tomamos la idea del gobierno”, dijo Ofelia Vázquez, quien su hijo fue uno de los 49 niños que perdieron la vida en la tragedia. 
 
Los padres de familia han hecho una campaña para exigir que se haga justicia y muchos de ellos dicen que no van a descansar hasta que la verdad “salga a la luz”.