Se vivió algo nunca antes visto en Yucatán cuando una bola de fuego cayó del cielo ocasionando pánico en una comunidad maya. 
 
La calma se irrumpió alrededor de las 8:00 p.m. el domingo cuando una ráfaga de luz se estrelló contra la tierra ocasionando que la corriente eléctrica dejara de funcionar en el poblado de Ichmul. 
 
Según los reportes, el sonido del impacto se pudo escuchar en todo el poblado y la intensa luz se pudo ver desde otros municipios. 
 
En las imágenes se puede observar cómo los residentes de dicho poblado empezaron a unir los fragmentos de lo que cayó y trataron de darle forma.
 
A pesar de que los investigadores aseguran que lo que cayó fueron piezas de un meteorito, las autoridades no han confirmado lo dicho.