Los mexicanos recibieron la llegada del año nuevo con poco entusiasmo, ya que la llegada del 2014 le trajo al país azteca nuevos impuestos.

Los efectos de la reforma fiscal se hacen sentir en México después de que los impuestos de las bebidas azucaradas y sodas costarán más dañando el bolsillo de los amantes al refresco.

“Es verdaderamente bárbaro lo que está pasando en el país”, dijo el ex diputado Gerardo Fernández Noroña quien invitó a los mexicanos a protestar y hacer una rebelión no violenta.

Para ver las noticias más importantes de México en el 2013 hac clic aquí. 

Entre los otros impuestos se encuentran las golosinas, goma de mascar, alimentos para mascotas y el IVA de todo el país, incluyendo la frontera, tendrá el 16 por ciento más de impuesto, de acuerdo a la nueva ley fiscal.

El éxito de la reforma fiscal, de acuerdo analista Aníbal Gutierrez, depende de los resultados y si el gobierno logra que la economía crezca y se generen empleos.

Pero esto no es lo único que afectará los bolsillos de los mexicanos, ya que el precio de la gasolina volvió a subir y ahora los “gasolinazos” parecen ser el pan de cada día.