Sandra Ávila Beltrán, conocida como “La Reina del Pacífico” podría volver a ponerse el uniforme rayado y pisar nuevamente la cárcel en suelo mexicano. 
 
La mujer de 52 años cumplió su condenada en Estados Unidos y ahora espera ser deportada a México.
 
Pero antes de que eso suceda, quiere asegurarse de que no pisará de nuevo la cárcel, es por eso que su abogado pidió un amparo para Ávila. 
 
Según reportes, la reina sin corona enfrenta un juicio por presuntamente comprar dos seguros de vida con recursos de procedencia ilícita. 
 
De acuerdo al periódico El Excelsior, la Procuraduría General de la República interpuso una nueva orden de arresto. Pero fuentes de dicha Procuraduría, dijeron que hasta la fecha, dicha orden no existe. 
 
Ávila fue detenida en 2007 por la Policía Federal y se le identificó como una de las principales operadoras financieras de Ismael "El Mayo" Zambada, líder junto con Joaquín El Chapo Guzmán, del Cártel de Pacífico.
 
En México, "La Reina del Pacífico" fue condenada a un año de cárcel por posesión de arma de uso exclusivo del Ejército, y tenía un proceso abierto por lavado de dinero.