La familia de una niña que dice ser castigada por su escuela en el sur de Texas por negarse a cantar el himno nacional mexicano ha metido una demanda diciendo que sus derechos constitucionales fueron violados.

Brenda Brinsdon, estudiante de secundaria en el 2011, dijo que su maestra le dijo que se parara a cantar el himno nacional mexicano.

Brenda menciona que su maestra y el director de la escuela la “obligaron” a participar cuando ella se negó. La demanda fue presentada el miércoles en McAllen.
Mark May, portavoz del distrito escolar en McAllen, dijo que la clase estaba haciendo un ejercicio de “conocimiento cultural”.

May dijo que los estudiantes juran lealtad todos los días a los Estados Unidos y Texas y los estudiantes no tienen ninguna orden de jurar lealtad hacia ningún otro país extranjero.