Las personas de Tultepec en el Estado de México una vez más han tomado la “justicia” por sus propias manos y han quemado patrullas policiacas y edificios después de que un policía mató a dos hermanos, según reportes de los testigos. 
 
Presuntamente dos jóvenes hermanos insultaron a un policía después de que éste les hubiera dicho groserías y momentos después, el oficial identificado como Raul Reséndiz Breton, sacó un arma y mató a los dos jóvenes. 
 
“Entonces llegó su hermano al ver su sangre derramándose y dijo ‘es mi hermano’ y también le disparó”, dijo un joven sobreviviente. 
 
Según reportes del Universal, el lugar se volvió en un circo tras los tiroteos y unos guardias ayudaron a Reséndiz a salir del lugar y desde entonces no se sabe de su paradero. 
 
Los indignados por el asesinato arremetieron en contra de los vehículos y edificios de la policía y empezaron a quemar todo a su paso al marchar hacia la presidencia municipal para exigir que se castigue al responsable. 
 
El alcalde de la ciudad, Sergio Luna, prometió que se hará justicia y señaló que el policía Reséndiz no pasó los exámenes de control por que no terminó la prepa.