MEXICO — Un cocodrilo de casi cuatro metros de largo mató a un niño de 10 años que jugaba a la orilla de un río en el sur de México, informaron autoridades ambientales.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señaló en un comunicado que el menor fue atacado cuando jugaba con su hermano de 13 años en un río junto a su comunidad en el estado sureño de Oaxaca que ha visto incrementar su afluente por las recientes tormentas que han afectado a buena parte del país.

El organismo señaló que el lugar del ataque se ubica a unos cinco kilómetros del hábitat del cocodrilo, el cual fue atrapado el domingo por miembros de la Profepa.

El ataque ocurrió el viernes, cuando el cocodrilo atrapó la cabeza del niño y lo arrastró unos metros antes de soltarlo y huir.

La Profepa señaló que el reptil pudo haber sido arrastrado por las corrientes del río generadas tras las lluvias que han azotado la zona.

Hasta ahora han sido capturados 28 cocodrilos en algunas zonas urbanas afectadas por lluvias e inundaciones tras el paso de la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid, que hace dos semanas golpearon casi de manera simultánea ambos litorales de México.