Millones de estudiantes temen la carga económica que podrían llegar a ser los préstamos estudiantiles pues los intereses podrían subir al doble a partir del 1ro de julio.

Es por eso que en el Congreso se ha propuesto medidas para reducir esa alza por al menos un año, sin embargo no han llegado a un consenso.

Es un problema que viven incluso aquellos estudiantes que reciben becas, pues hay ciertos gastos que no están cubiertos, por lo que es importante leer bien los documentos de los préstamos antes de firmarlos.
 
El gobierno federal tiene varios sitios de internet en español para guiar a los estudiantes y a sus familias.

Para obtener ayuda federal con los préstamos para ir a la universidad, puedes visitar el sitio studentloans.gov haciendo click aquí.