Hay muchos tipos de inmigrantes y no todos tienen los mismos derechos. La cuestión es ubicarse y pensar en el siguiente paso.

A ver en cuál de estas categorías estás tú:
 
Ciudadano de Estados Unidos:
Alguien que nació o se naturalizó en este país. Todos los ciudadanos estadounidenses -naturalizados o de nacimiento- tienen los mismos derechos constitucionales.
 
Residente Permanente:
Un residente permanente es alguien que vive en Estados Unidos amparado por una Tarjeta Verde o Green Card. Estos inmigrantes disfrutan de muchos de los derechos de los ciudadanos, a excepción del derecho a votar. Su condición les permite solicitar la residencia permanente para sus familiares inmediatos.
 
No Inmigrantes:
Son las personas que han venido a los Estados Unidos temporalmente, de vacaciones, a estudiar o a trabajar en un proyecto específico.
 
Inmigrantes Indocumentados:
Son aquellas personas que entraron al país de forma ilegal o que entraron legalmente y se quedaron después que su plazo de permanencia expiró.
 
Asilados:
El asilado es alguien que recibe protección de los Estados Unidos para evitar ser víctima de persecución en su país de origen.
 
Refugiado:
El refugiado es alguien que viene a los Estados Unidos huyendo de persecución en su país y que no puede volver por temor a ser víctima de represalias o castigo, por haber solicitado la ayuda de un tercer país.
 
Para resumir, es importante que te quede claro cuáles son los dos tipos de visa:

Visa de No Inmigrante. Es temporal. Se otorga a aquellos que quieren entrar a EEUU por razones específicas y por un plazo definido, como una visita, estudio o trabajo.
 
Visa de Inmigrante
. Se otorga a quienes han solicitado residencia permanente.