TOPEKA, Kansas - Un autor de leyes estatales y locales que reprimen la inmigración no autorizada ejerce un cargo alto en el gobierno republicano de Kansas, pero grupos empresarios en su estado piden a los legisladores que adopten la posición contraria al proponer un programa para dar a esos inmigrantes los trabajos que los locales no quieren realizar.

El secretario de Estado estatal Kris Kobach, un ex profesor de derecho que ayudó a redactar las leyes de Alabama y Arizona, sostuvo que la iniciativa en Kansas es una "amnistía" para para gente que ingresó de manera indebida a los Estados Unidos. Una portavoz del gobernador Sam Brownback dijo que éste no apoya la iniciativa.

Pero el secretario de Agricultura estatal Dale Rodman reconoció que mantuvo conversaciones con funcionarios de Seguridad Nacional acerca de la potencial escasez de mano de obra. La coalición que impulsa el nuevo programa incluye a grupos agrarios y la Cámara de Comercio estatal, todos firmes partidarios de la derecha republicana.

La iniciativa complica el debate sobre inmigración en un estado donde, irónicamente, Kobach y sus aliados en la legislatura dominada por los republicanos no han podido aprobar las leyes represivas aplicadas en otros estados.

Según Kobach, la iniciativa confirma que algunos empleadores quieren seguir contratando a los inmigrantes ilegales para deprimir los salarios.

"Su proyecto es legalmente imposible y políticamente fantasioso", sentenció.

La iniciativa crearía una bolsa de trabajo para inmigrantes a la cual podrían recurrir las empresas una vez que el estado reconociera la escasez de mano de obra. El estado apoyaría las solicitudes de trabajadores individuales para recibir autorización del gobierno federal para seguir en Estados Unidos a pesar de carecer de documentos que demostraran su ingreso legal al país.