CENTRO DE REDACCION - Más de 300,000 solicitudes de Acción Diferida fueron procesadas desde que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración, USCIS por sus siglas en inglés, abrió el plazo para iniciar el trámite el pasado 15 de agosto.

Las primeras semanas llovían las solicitudes y muchos centros de procesamiento fueron abarrotados por filas de "dreamers" que mostraban el entusiamo por la medida que -aunque temporal- les otorga un permiso de trabajo, frena su deportación por un plazo máximo de dos años, pero no les otorga licencia de conducir (con algunas excepciones) ni seguro médico. Tampoco una vía hacia la naturalización o ciudadanía.

Evalúa si calificas al plan de Acción Diferida.

Los expertos dicen que el temor generado antes de las elecciones, por la presunta eliminación del programa o las tarifas que superan los 400 dólares pudieron influir en un tímido número en el envío de las solicitudes.

Según las cifras proporcionadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), esta agencia gubernamental ha recibido un total de 308,935 solicitudes entre el 15 de agosto y 15 de noviembre del 2012.  De esa cifra, el USCIS ha aceptado 298,834 solicitudes para ser procesadas, ha rechazado 10,101 y aprobado 53,273.

Hasta la fecha, se han pautado citas para servicios biométricos para 273,203 de los casos.