CENTRO DE REDACCIÓN - La presión por conseguir una reforma migratoria integral parece haber llegado a su punto máximo.

Un día después de que un influyente senador demócrata lanzara una advertencia acerca  de que la reforma migratoria estaba atrasada y que el debate corría el riesgo de estancarse, la oficina del líder del Senado salió al paso para decir que a finales de marzo estará listo. El plan sería pulido a finales de marzo y sería entregado al comité judicial la segunda semana de abril.

El senador Charles Schumer (demócrata de Nueva York), uno de los ocho del grupo bipartidista, dijo el jueves a Telemundo que estaban “dentro del plazo” para redactar el anteproyecto y entregarlo al Comité Judicial.