ORLANDO, Florida - Mitt Romney llevó su mensaje centrado en la economía a un grupo influyente de dirigentes hispanos, por primera vez, desde que la inmigración pasó a primer plano en la puja por la presidencia nacional.

El candidato presidencial republicano habló este jueves a la Asociación Nacional de Funcionarios Hispanos Electos y Designados en Lake Buena Vista, Florida.

El presidente Barack Obama hablará el viernes al mismo grupo.

Romney se ha esforzado en los últimos días para aclarar su política inmigratoria mientras oscila entre la retórica enérgica que ha predominado durante la lucha en las elecciones primarias republicanas y un público general en que los hispanos desempeñarán un papel decisivo.

En ese mismo escenario Mitt Romney anunció que de convertirse en presidente de Estados Unidos pondría en marcha una estrategia nacional sobre la inmigración y trabajará con gente de ambos partidos en el Congreso para forjar soluciones duraderas.

Entre sus prioridades están, hacer crecer la economía y evitar que aumente la inmigración ilegal.

El candidato republicano cree que el sistema actual excluye a demasiados trabajadores que crearán empresas, fomentarán empleos y la innovación, y ayudarían a nuestra economía a crecer.

Su política migratoria tendría las siguientes características:

  • Atraer a más inmigrantes altamente calificados: A cada estudiante extranjero que obtiene un título avanzado en matemáticas, ciencias, o ingeniería en una Universidad de los Estados Unidos America se le debe conceder la residencia permanente.
  • Hacer que el Congreso eleve los límites sobre las visas para los inmigrantes altamente calificados.
  • Hacer que el sistema de visas para trabajadores temporales funcione.
  • Demasiado a menudo, la temporada de la cosecha o el turismo pasan antes de que las visas para los trabajadores temporales sean aprobadas. En el 2006 y 2007, casi la mitad de todas las solicitudes para los trabajadores agrícolas temporales no fueron procesadas a tiempo.
  • Asegurar la fronteras y desalentar la inmigración ilegal: Para lograrlo Romney completará una valla de alta tecnología para mejorar la seguridad fronteriza.
  • Desarrollará un sistema eficaz y eficiente para la verificación de salida del país para asegurar que las personas no se queden más allá del tiempo de sus visas.
  • Desarrollará un sistema eficaz y obligatorio para la verificación de empleo que permitirá a los empleadores estar seguros de que los individuos que estén contratando son elegibles para trabajar.
  • Fomentará un sistema de inmigración legal que funcione: Ofrecerá una alternativa a los que de lo contrario entrarían ilegalmente. Por ejemplo, a los trabajadores temporales ofrecerá empleos a este tipo de trabajadores.
  • Eliminará los trámites burocráticos que están manteniendo a las familias Inmediatas separadas.
  • Trabajará con el Congreso para darle a los residentes permanentes legales la misma prioridad que a los ciudadanos cuando estén solicitando traer a sus esposos, esposas, y niños menores de edad a los Estados Unidos.
  • Redistribuirá tarjetas de residencia a las familias de ciudadanos y residentes legales permanentes.
  • Sobre el servicio militar, cree que los jóvenes inmigrantes ilegales que fueron traídos a los Estados Unidos de niños deben tener la oportunidad de hacerse residentes permanentes, y eventualmente ciudadanos, sirviendo honorablemente a las fuerzas armadas de los Estados Unidos.
  • Reconocer que acabar con la inmigración ilegal es un tema humanitario: Los estudios muestran que hasta un 95% de los inmigrantes ilegales que cruzan la frontera entre los Estados Unidos y México son traídos aquí por “coyotes.”  Lamentablemente, estos coyotes a menudo abusan de las personas que los contratan. Asegurar nuestras fronteras y desalentar la inmigración ilegal eliminará la demanda para los coyotes.