CENTRO DE REDACCIÓN - Una ley de 2006 que obliga a la policía de Colorado a denunciar a personas en presunta situación migratoria irregular a las autoridades federales dio un paso más a su derogación.

Una comisión de la Cámara de Representantes votó 9-2 el lunes para derogar la ley dadas las denuncias de que es innecesaria en una era de mayor vigilancia federal a la inmigración. Agentes de la ley testificaron que el requerimiento es redundante.

La ley obliga a la policía estatal a informar a las autoridades federales cuando detienen a alguien que sospechan ingresó al país de manera ilegal. Jefes de las fuerzas de seguridad estatales sostienen que las medidas federales aprobadas después de 2006 vuelven innecesaria la ley.

Los demócratas promotores de la derogación dicen que la ley siembra la desconfianza en la policía en las comunidades inmigrantes.