BURLEY, Idaho— La Voz Latina 91.9 FM transmite desde la Avenida Overland en el corazón de Burley y ofrece noticias, música y una conexión con la comunidad a miles de residentes hispanos de Mini-Cassia.

Adan Ramírez fue el principal impulsor de esta radio sin fines de lucro hace cinco años a través de la Red de Acción Comunitaria de Idaho (Idaho Community Action Network). Hoy la radio cuenta con 40 voluntarios que hacen realidad su sueño.

"Diría que un alto porcentaje de la gente de la zona escucha la radio a juzgar por la cantidad de solicitudes que nos hacen en el aire", comentó Sonia Ramírez, de Burley. "La gente que maneja la radio son grandes personas y la comunidad los conoce a todos. Son respetados por lo que son y por lo que están haciendo".

La radio funciona las 24 horas del día y tiene programas en vivo desde las siete de la mañana hasta la medianoche. Entre la medianoche y las siete de la mañana ofrece programas grabados. Una junta de directores orienta a los voluntarios acerca de cómo ofrecer educación y entretenimiento.

"Escucho la radio seguido cuando manejo o cuando estoy comiendo. Y mi esposo la escucha todo el día en el trabajo", comentó Ramírez.

Las personas que llaman piden canciones y asesoría legal, ayuda para encontrar trabajo o acerca de cómo resolver determinadas situaciones laborales.

Los domingos, la estación permite que estudiantes de escuelas secundarias practiquen sus aptitudes.

Damián Rodríguez, quien lleva años como líder hispano en Mini-Cassia, dijo que los disc jockeys rutinariamente traducen artículos publicados en el Times-News y otros medios.

"Nuestra comunidad está más informada de lo que muchos piensan", sostuvo Rodríguez.

La radio es una fuente de información y un puente entre dos culturas.

"Personalmente, me gustaría que más anglos de la comunidad participasen en la estación", declaró Rodríguez.

Un programa transmitido de martes a jueves ofrece una especie de mercado donde la gente compra y vende artículos.

"La estación es realmente importante para la comunidad hispana. Antes teníamos que tocar puertas para difundir la información", declaró Rubén Bautista, presidente de la radio.

A Bautista le gustaría tener una señal más fuerte, que le permita llegar a las localidades de Pocatello y Twin Fallas. La señal actual cubre los sectores desde Oakley a Minidoka y desde Raft River a Hazelton.

Bautista se las ha arreglado solo desde que tenía 14 años, cuando las autoridades de inmigración se llevaron a toda su familia mientras él estaba en un negocio cercano.

Ahora es un ciudadano estadounidense deseoso de ayudar a otra gente y que trabaja largas horas como voluntario en la estación.

"Hay días en que le dedico a la radio más tiempo que a mi trabajo", declaró Bautista, quien trabaja en labores de mantenimiento del distrito escolar del condado de Cassia.

La Comisión de Asuntos Hispanos de Idaho emitió un informe el 29 de mayo luego de visitar Burley. El informe dice que los hispanos son la población de crecimiento más grande y rápido de Burley y actualmente representan el 30% de la población de la ciudad.

Los dueños de los negocios están tomando nota del crecimiento del mercado hispano y cada vez más comercios acuden a la estación radial para que sus mensajes sean traducidos y lleguen a oídos de la audiencia de la radio, que la sintoniza apenas salen al aire los disc jockeys.

"Apenas comenzamos a transmitir en vivo empiezan a sonar los teléfonos", expresó Enrique "Kike" Martínez, uno de los DJs de la radio. "Nuestros oyentes son gente que trabaja mucho y quiere que haya un cambio positivo en nuestra comunidad".

En el aire, Martínez demuestra su cariño por Estados Unidos y le dice a la audiencia cómo expresar su respeto por la bandera estadounidense, que, afirma, a menudo genera malos entendidos culturales.

"Muchos de nosotros somos inmigrantes pero llevamos en este país 5, 10 y hasta 15 años. Le digo a la gente que si va a vivir en este país tiene que comprender su cultura y respetar las normas. Les digo que estamos bendecidos de poder vivir en este hermoso país", afirmó Martínez, quien es ciudadano estadounidense.

Empeñado en sumergirse en la cultura del país, Martínez consume únicamente productos hechos en Estados Unidos.

La forma en que superó la adversidad le dejó a Martínez un alto sentido de responsabilidad y alimentó su deseo de tenderle una mano a quienes quieren seguir su ejemplo.

A menudo aconseja a personas que solo hablan español que aprendan inglés, una lección que aprendió por las malas al llegar al país en 1981, cuando tenía 19 años.

No hablar inglés, dijo, lo hizo vulnerable. Se dio cuenta de que compraba cualquier cosa que le vendían.

Al aprender inglés, pudo hacerse escuchar. Y su voz es oída hoy en todo Mini-Cassia.

"Creo que la radio es muy importante para la comunidad hispana", señaló. "Es importante tener una radio que refleja la cultura, que es la voz de la comunidad hispana".