HOUSTON (Texas) – Surgen nuevos detalles a un día de la masiva operación en la que se rescataron a más de 100 inmigrantes cautivos dentro de una casa de seguridad.

De acuerdo a informes policiales y declaraciones por parte de las mismas víctimas, los 109 inmigrantes recibieron maltratos físicos y emocionales por parte de sus agresores mientras que imágenes muestran las denigrantes condiciones de la vivienda en la que estaban almacenados.

La casa, ubicada en un lugar aislado y sin vecinos inmediatos, estaba repleta de ropa sucia y basura que obstruía el paso. El mal olor era evidente y las ventanas estaban cubiertas de madera para impedir ser descubiertos.

Las víctimas, provenientes de México, Guatemala, El Salvador y Honduras, están bajo las custodia de autoridades de inmigración. Mientras tanto, cinco hombres han sido arrestados en conexión al caso bajo acusaciones de tráfico humano.

Aun se desconoce cuánto tiempo permanecieron allí las víctimas.