Austin - Texas - El grupo Jóvenes Conservadores de Texas anunció que jugarán a "atrapa al inmigrante ilegal" esta semana en la Universidad de Texas, campus Austin, lo que generó desaprobación por parte de demócratas y azuzó las pasiones sobre un tema que ha atribulado la frontera estatal.

El juego está programado para el miércoles, cuando los miembros del club juvenil deambularán en el campus portando señales de que son "inmigrantes ilegales". Los estudiantes que los capturen y los lleven a la mesa de reclutamiento de los Jóvenes Conservadores recibirán certificados de regalo de 25 dólares.

"El propósito de este evento es generar discusión a nivel institucional sobre el tema de la inmigración ilegal y cómo afecta nuestras vidas diarias", dice un comunicado publicado por el portavoz del grupo Lorenzo García. Los Jóvenes Conservadores de Texas (YCT por sus siglas en inglés) no respondieron inmediatamente a varios mensajes de correo electrónico enviados por The Associated Press.

Los estudiantes a quienes se descubra transgrediendo el código de honor podrían ser expulsados, dijeron funcionarios escolares.

El Partido Demócrata de Texas condenó el juego y señaló que García recientemente colaboró en la campaña del republicano Greg Abbott para la gobernación.

Los demócratas han estado presionando a Abbott para que exprese su postura respecto a una ley de Texas que permite que los estudiantes que fueron traídos sin autorización legal a Estados Unidos cuando eran niños paguen tarifas preferentes en la universidad, una legislación conocida como DREAM Act de Texas.

"Si bien Abbott ha dicho que no apoya la DREAM Act en su condición actual, rehúsa decir qué cambiaría o si la apoya acaso", dijo el presidente del Partido Demócrata estatal Gilberto Hinojosa.

"Debe salir y reprobar inmediatamente el evento de miércoles. Esta clase de odio y temor no es el tipo de líderes que Texas se merece".

El secretario de prensa de Abbott, Avdiel Huerta, dijo que la "campaña no tiene afiliación con esta repugnante iniciativa".

Muchos candidatos republicanos a puestos de primer nivel han prometido derogar la DREAM Act de Texas. Los estudiantes afectados por la ley frecuentemente protagonizan protestan en el campus de Austin para exigir cambios en la ley federal de inmigración.

Gregory Vincent, vicepresidente para la diversidad de la universidad, dijo que los estudiantes que participen en el juego del miércoles estarían ejerciendo su libertad de expresión "en detrimento de otros".

"El YCT están contribuyendo a un ambiente de exclusión e irrespeto entre nuestros estudiantes, profesorado y personal al enviar el mensaje de que ciertos estudiantes no pertenecen a nuestro campus", dijo Vincent en un comunicado. "Si los miembros del YCT llevan a cabo su plan... están desatendiendo deliberadamente el código de honor y contribuyendo a la degradación de la cultura de nuestro campus".