PHOENIX - Agentes de la Patrulla Fronteriza han realizado registros ilegales, detenciones indebidas y han empleado fuerza excesiva contra ciudadanos estadounidenses en la frontera entre Arizona y Texas, denunció el miércoles una importante agrupación defensora de derechos civiles.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles, conocida por sus iniciales ACLU, pidió al gobierno federal que investigue tales denuncias de violaciones de derechos constitucionales.

Según la agrupación, agentes de la Patrulla Fronteriza han realizado registros ilegales, detenciones indebidas y han empleado fuerza excesiva contra ciudadanos estadounidenses.

En una carta enviada el miércoles al Departamento de Seguridad Nacional, la ACLU menciona cinco casos específicos en que se han reportado tales abusos.

El grupo exige que se investiguen las denuncias caso por caso, pero también que se reevalúen las políticas generales de la Patrulla Fronteriza.

El pedido surge dos semanas después de que el gobierno federal consiguiera resolver una demanda presentada por la ACLU a raíz de denuncias similares en el estado de Washington.

En ese caso, la Patrulla Fronteriza, sin llegar a admitir culpabilidad alguna, accedió a reentrenar a sus agentes y otras condiciones.

No se pudo conseguir comentarios de voceros de la Patrulla Fronteriza debido al cierre parcial del gobierno.