SACRAMENTO (California) Algunos inmigrantes que residen en el país sin autorización legal podrían recibir licencias de conducir de California al amparo de un nuevo proyecto de ley que el gobernador Jerry Brown tiene intención de firmar, según anunció este domingo su portavoz.

El proyecto de ley patrocinado por el asambleísta Gil Cedillo, demócrata de Los Angeles, permitirá que el Departamento de Vehículos Motorizados expida licencias de conducir a inmigrantes en situación irregular que tengan permiso de trabajo bajo la nueva política de Acción Diferida dictada por el presidente Barack Obama.

El presidente Obama ha reconocido que el estatus único de esos estudiantes, y al hacer hábiles para solicitar licencias de conducir es el siguiente paso obvio", destacó el portavoz de Brown, Gil Duran.

El ABC del plan, evalúa si calificas.

El proyecto de ley establece que el departamento acepte como prueba legal de residencia cualquier documento que el gobierno federal entregue a los participantes del programa que beneficia a los hijos de inmigrantes irregulares que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran menores de edad.

Cedillo dijo que California es el primer estado a conceder licencias de conducir al grupo bajo la política del gobierno de Obama. El asambleísta elogió al gobernador Brown por optar por la "seguridad pública ante la política", al firmar la ley.

Cedillo dijo que su proyecto de ley hace más seguras las carreteras a la vez que les permite a los jóvenes inmigrantes conducir a la escuela o al trabajo. Su propuesta atrajo el respaldo de varios legisladores republicanos, mientras que otros alegan que el estado debería dejar que los asuntos de inmigración sea resueltos por el gobierno federal.

"Se trata de una victoria para aquéllos que fueron traídos al país sin haber tomado decisión alguna, de cumplir con las normas y sólo piden que se les incluya y contribuyan a la sociedad estadounidense", destacó Cedillo en una declaración.

A la vez, el gobernador vetó un proyecto de ley que protege a los inmigrantes en situación irregular que cometan infracciones menores a que sean deportados. La ley ha sido titulada la ley "anti Arizona", en referencia a la ley de identificación de inmigrante de ese estado.