WASHINGTON — El cierre parcial del gobierno de Estados Unidos ha dejado en el limbo a los trabajadores inmigrantes altamente cualificados y las empresas que los emplean.

La Oficina del Departamento de Trabajo para la Certificación de Mano de Obra Extranjera está cerrada y las solicitudes para el cambio de empleo, nuevas contrataciones o cualquier otro ajuste de trabajadores extranjeros están suspendidas hasta que el gobierno reanude sus labores.

Laura Foote Reiff, una abogada del norte de Virginia especializada en temas de inmigración, dijo que mientras el Departamento de Trabajo permanezca cerrado, toda empresa en proceso de contratar trabajadores extranjeros que cuentan ya con un visado podría haber perdido varios plazos para la presentación de documentos, lo que podría obligar a las empresas a iniciar de nuevo el complicado proceso de contratación.

"Podría ser costoso y consumir tiempo", dijo Reiff.

El Departamento de Trabajo dijo el viernes que no podía responder a las preguntas sobre el tema porque el cierre había clausurado la Oficina del Departamento de Trabajo para la Certificación de Mano de Obra Extranjera.

Reiff dijo que los patrones que trabajan para el gobierno y cuyos contratos están en suspenso durante el cierre encaran un dilema: dar asueto o despedir a los trabajadores extranjeros.

Debido a las condiciones en los visados de trabajadores altamente calificados, incluso los trabajadores extranjeros en asueto deben recibir su paga. Si una empresa decide despedir a esos trabajadores, la firma encara la perspectiva de iniciar de nuevo el arduo proceso de contratación.

Para los trabajadores extranjeros, tomarse un descanso temporal sin paga o perder el empleo hace que violen las condiciones de su visado, lo que podría causar problemas en el futuro si intentan renovar un visado o cambiar su situación de inmigración. No hay un periodo de gracia que permita a los trabajadores extranjeros quedar desempleados.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, que procesan los trámites burocráticos de dichos trabajadores, dijeron que evaluarán las futuras renovaciones y las solicitudes de cambio de situación de los trabajadores cesados o despedidos caso por caso