AUSTIN, Texas - Una agrupación estudiantil derechista de la Universidad de Texas canceló su juego "Atrapa a un inmigrante ilegal", se informó el martes.

El club "Jóvenes Conservadores de Texas" (YCT en inglés) dijo que temía recibir sanciones de las autoridades universitarias, según las cuales el juego violaba el código de honor de la institución.

La actividad consistía en que los miembros del grupo portarían carteles con la leyenda "inmigrante ilegal" y ofrecerían premios de 25 dólares a los estudiantes que delataran a las personas no autorizadas a vivir en el país y los entregaran al club.

El vocero del grupo, Lorenzo García, reconoció que la idea era "extravagante", pero que la universidad no debía reprimir las protestas estudiantiles. Añadió que la intención era provocar un debate sobre la reforma migratoria.

"Yo creía que el evento provocaría una discusión en la universidad", dijo García en una declaración escrita. "Espero que la publicidad en torno del evento genere un debate entre los estudiantes".

La ley DREAM de Texas, que muchos republicanos quieren derogar, permite que los estudiantes que se encuentran de manera irregular en el país paguen la misma matrícula reducida que los habitantes del Estado. Esos estudiantes realizan frecuentemente manifestaciones de apoyo a la ley DREAM federal, que les daría acceso a la ciudadanía.

Varios grupos tenían el plan de protestar contra el juego el miércoles. Los Librotraficantes, un grupo de activistas latinos a favor de una política inmigratoria más generosa, prometió entregar carteles de "inmigrante ilegal" a los estudiantes para que pudieran cobrar los premios.