El  Departamento de Seguridad Nacional informó que hará cambios en la forma que entrenan a sus agentes de aduanas y protección fronteriza con la finalidad de evitar las muertes en la frontera.
 
Después de años de denuncias, dicho departamento dio a conocer la siguiente declaración: 
 
“La patrulla fronteriza se compromete a garantizar que el uso de la fuerza por agentes y oficiales, que arriesgan sus vidas todos los días, sea apropiado y consistente con las leyes, normas y procedimiento de la agencia” dijo Jaime Ruiz del Departamento de Seguridad Nacional. 
 
Como parte de un programa piloto se pondrían cámaras en los tableros de las patrullas fronterizas y posiblemente en los uniformes de los agentes y oficiales.
 
Esto se consideraría un triunfo para las personas que han luchado contra los abusos a los inmigrantes indocumentados, ya que lo vigilantes también serían los vigilados. 
 
“Hemos estado peleando para que la frontera sea un lugar en el que se respeten los derechos humanos” dijo Ana Castro, portavoz de ACLU.  
 
A pesar de que estos cambios serían un buen comienzo por parte de las autoridades, estas nuevas tácticas no impondrán ninguna restricción sobre los agentes que disparan en contra de quienes le tiren piedras.
 
En los últimos tres años, agentes fronterizos han matado a ocho personas por que fueron apedreados.