No hay mejor ritual para atraer la prosperidad que amar lo que haces, trabajar arduamente y esforzarte por estar bien contigo mismo y con los que te rodean.

La prosperidad se atrae estando en armonia contigo y no solo tiene que ver con la estabilidad económica, también se relaciona con estar bien físicamente y espiritualmente. No existen fórmulas mágicas para ser próspero en la vida, pero sí puedes hacer lo que está en tus manos cada día.

Existen rituales que podrían ser útiles como herramientas para hacer fluir el éxito y la prosperidad en tu vida. (No garantizamos que funcionen al 100%)

Jabón para la prosperidad y la suerte

Ingredientes

 ¼ taza de alfalfa triturada, ¼ taza de pulpa de calabaza,  2 cucharadas de almidón de maíz, 1/8 cucharadita de pimienta inglesa, 2 cucharadas de cera de abejas rallada y 1 taza de jabón de Castilla rallado.

Si le colocas, en el centro del jabón, una moneda de oro, potenciarás los efectos para atraer suerte y prosperidad.  Este jabón, igualmente, es un gran suavizador de la piel gracias a la adición de la calabaza.

Baño para atraer buena suerte y prosperidad

Ingredientes

Cerillos de madera, varitas de incienso, una vela blanca, tres monedas de plata, una moneda de cobre, un trozo de plata y oro, agua de coco, tres limones, una cucharada de azúcar, un cuenco de madera y una olla.

Triitura los limones y el azúcar en un cuenco de madera y viértelos en una olla a la que se le añadirá el agua del coco y pon a hervir durante 10 minutos.  Luego, agrega las monedas, el oro y la plata y se deja hervir otros cinco minutos.  Seguidamente se enciende, con el cerillo de madera, la vela y las varitas de incienso.

Baño para atraer buena suerte y prosperidad #2

Ingredientes

1 coco, 7 flores de colores diferentes, gotas del agua florida china (o el perfume favorito)
7 cucharadas de miel, agua de mar, un recipiente.

Desprende los pétalos de las flores y colócalos en un recipiente que contenga el agua de mar.  Luego agrega el agua de un coco, las gotas del agua de florida china o de perfume y la miel.   Con esta preparación te sbañar un lunes y mientras se baña debe decir en voz alta “Suerte ven a mí y quédate conmigo”.  Esta frase se debe repetir siete veces.