Al escándalo de su escabroso divorcio de Nicolás Vallejo Nájera, quien hace poco solicitó un examen psiquiátrico para la cantante por dudar de sus capacidades como madre, se le suma ahora un tema económico.

Según unos documentos legales, Paulina podría quedarse en la calle, ya que no paga la hipoteca de su lujoso apartamento en Miami ni el mantenimiento de la propiedad, lo que no ha gustado nada a los miebros de la comunidad del apartamento.

Por el momento, ella sigue ajena a los escándalos y a todo y solo le importa su hijo, su carrera, sus nuevos proyectos y su novio sin confirmar, Gerardo Bazua, de quien por el momento no se sabe si está o no embarazada.

La cantante está muy contenta porque acaba de estrenar una nueva faceta profeisonal al poner a la venta una colección de complementos diseñados por ella que han tenido mucho éxito.

No lo tiene fácil Paulina por lo que le ha tocado vivir. Muchos reclamos económicos por todas partes la acechan, por lo que, quien sabe si decidió ser pluriempleada para hacer frente a tantas deudas.

Estamos seguros que sabrá sacar el dinero y pagar sobre todo su hipoteca, ya que le conviene tener un sitio donde vivir junto a su hijo Nicolás.