Esta semana volvemos con un video realmente emocionante. Una sencilla historia que te enternecerá. El amor de un padre, la felicidad de un hijo, una amistad que llegó hasta el espacio. De eso trata este video: un padre tomó un tren, el juguete preferido de su hijo, y construyendo un sencillo mecanismo lo hizo viajar hacia el espacio.

Acompañado con una cámara, el tren pudo grabar su viaje. Al volver a la superficie de la tierra, gracias a un GPS, el niño pudo reencontrarse con su amigo.

No te pierdas este video.