¿Te has fijado que hay personas que leen un libro en un fin de semana y les sobra tiempo para otra actividades? Si te preguntas cómo lo hacen la respuesta es la “lectura inteligente”, una técnica que permite leer más rápido y de modo eficiente. Tú también puedes aprender a dominarla, averigua por dónde empezar.

¿Cómo desarrollar una lectura eficiente?

De acuerdo con el libro Aprendizaje Inteligente de Pablo Menichett, un lector de eficiencia es aquel que sabe escanear un texto, leer con intención y más rápidamente. Para lograrlo, basta con conocer la técnica:

Para escanear, hay que dedicar sólo unos segundos a visualizar títulos, subtítulos e imágenes. Para la parte de la intención, es necesario detectar palabras y frases importantes que por su repetición, nos resumen la información. La velocidad se logra identificando sustantivos y verbos.

La estrategia en sí, es sencilla, pero recuerda que es la práctica lo que hace al maestro.

Para conocer a detalle la técnica de la “lectura inteligente”, consulta este artículo del portal El Diario de la Nena.