¿Quieres vender tu auto? Te recomendamos que lo promuevas a través de un anuncio bien pensado y diseñado, aquí los errores y aciertos a la hora de crearlo.

Aciertos al diseñarlo

Las características técnicas: Debe informarse del año, la marca y el modelo y otros datos adicionales como: kilometraje, color, aire acondicionado, cierre centralizado, levanta vidrios eléctrico . Detallar la condición mecánica.

Diferentes ángulos: Incluye de 4 a 7 tomas con diferentes ángulos del coche. Si solo sale un lado se puede pensar que tiene un golpe o algo que no se quiere enseñar.

Responde a las consultas: Si el anuncio obtiene respuesta, debes estar atento para responder emails o responder llamadas para los posibles interesados.

Atractivo:  El anuncio debe llamar la atención. En las redes existe el fenómeno conocido como infoxicación, en que el usuario es bombardeo con información y es por eso que el anuncio debe resaltar, tener algo diferente.

Desaciertos al diseñarlo

Mala estética: Cuida que incluya buenas fotografías, de preferencia con un fondo bonito (un parque o un entorno natural) y fotos de detalles (interior del coche, ruedas, tapas, etc).

Fotos oscuras: Evita emplear fotos oscuras en garages o fotos donde salgan personas. Es mejor centrarnos sólo en el vehículo.

Mala ortografía y redacción: Es importantísimo cuidarla ya que muchos rechazarán hacer una llamada debido a la informalidad en la escritura y redacción del vendedor.

Olvidar el contacto: De nada sirve que tu anuncio sea muy bonito si no Incluyes varios mails,  tu teléfono de ser posible, Skype, etc.

Algunos consejos para promoverlo

Difusión: Limitarse a un canal es un error, pues hay más posibilidades de éxito si colocamos el anuncio en los principales canales de compraventa de ocasión.

Utiliza sitios de redes sociales: Toma algunas fotos de tu auto usado y publica anuncios en los clasificados de estos sitios, así como en tu página de perfil. Estos sitios te permitirán agregar algunos detalles acerca del auto.

Publica un aviso en un periódico de tu localidad y una revista de mercado local. Éstas tienen secciones especiales para anunciar autos usados y suelen ser gratuitas o con un precio bajo. La desventaja es que el auto puede no venderse tan rápidamente porque no es tan visible como otras opciones.