En el mundo de las relaciones amorosas existe un refrán antiguo que miles de personas repiten día a día mientras que otros miles de personas ponen en práctica: "un clavo saca otro clavo". Esto significa que no hay nada mejor para olvidar un amor que otro amor, un hombre que nos haga olvidar de aquel otro hombre que nos hizo sufrir.

¿Pero realmente es así? ¿Estamos preparados para experimentar un amor puro, genuino, sano, cuando recién nos han roto el corazón? ¿No será mejor hacer el duelo correspondiente, llorar un poco, clavarnos algunos puñales en soledad y esperar a que el tiempo cure las heridas?

El Diario de la Nena aborda esta cuestión en un artículo que no te puedes perder.

Haz clic aquí para leer la historia completa.