Hay pocas cosas más románticas que cenar frente a la chimenea. ¿Y qué mejor que cocinar en ella, dándole a la comida ese inigualable gusto a madera e intimidad? En este invierno, olvídate de la barbacoa y descubre el romanticismo de cocinar frente al fuego, con una copa de vino y buena música de fondo. Te proponemos unas recetas sencillas y deliciosas para que sorprendas a tu pareja en una noche especial.

1. Costillas americanas. Primero, para preparar la salsa, deberás colocar en un bol 3 cucharadas de kétchup, tres de vinagre, media taza de azúcar, 2 cucharadas de agua, ½ cucharadita de sal, ½ cucharadita de ajo en polvo, ¼ de cucharadita de pimentón picante y 1 cuchara de de salsa inglesa. Luego, toma medio kilo de costillas de cerdo, trocéalas y añádelas al bol de la salsa. Déjalas macerar toda la noche en la nevera y luego sepáralas de la salsa y ponlas en la chimenea sobre una fuente de aluminio. Deberán asarse durante 1 hora. Mientras tanto, rótalas cada 15 ó 20 minutos. Por último, agrégales un poco de salsa antes de servirlas.

2. Conejo a las brasas. Desvena 5 chiles secos y ponlos en remojo en vinagre tibio. Luego mólelos, agrégale 3 dientes de ajo y una cucharada de aceita de oliva. Toma 2 conejos grandes bien limpios por dentro y por fuera y úntalos con esa mezcla. Salpimiéntalo y déjalo marinar un par de horas. A continuación colócalos en una bandeja y ponla sobre las brasas. Da vuelta los conejos para que se doren de ambos lados. Sírvelos luego sobre una cama de lechuga, tomate, rabanitos y cebolla.

3. Brocheta de verduras. ¿Quién dijo que en una chimenea sólo se puede asar carne? Mezcla en un bol 3 ramitas de romero, una taza de aceite de oliva, 8 cucharadas de vinagre de Módena y 3 cucharaditas de salsa de chili. Déjalo reposar de 3 a 4 horas. Luego, toma 8 calabacines, 2 pimientos amarillos, 2 rojos y córtalos en trozos pequeños. Lava medio kilo de champiñones, corta medio kilo de cebollas y colócalos en el bol de la salsa. Déjalos marinar por 2 horas y luego saca las verduras y sécalas. Pincha las verduras de forma alternativa en un palito largo con punta y colócalas en una parrilla  sobre las brasas. Píntalas con la salsa que has preparado y ¡a disfrutar!