De forma abstracta pintamos el corazón como el centro de nuestras emociones y hacemos alusión a él como fuente del amor o de la vida, Aristóteles, el famoso filósofo, creía que era el contenedor de todas las pasiones. ¿Cuántas veces no hemos escuchado las expresiones: "partir" o "romper el corazón"? y una larga lista con significados en que este órgano es el elemento común.
 
Pero a pesar de que esta idea romántica es meramente conceptual, hay algo en lo que coincidimos con los pensadores y soñadores,  el corazón sí se puede "romper", o mejor dicho dañar, y no precisamente por el desamor sino por el descuido.

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en los EE.UU y  mientras que solo en los hombres tienden a atacar temprano, este tipo de padecimientos afectan a ambos sexos. (¡Lo sentimos damas!)

El corazón no se parece mucho a los símbolos que nos presentan de él,  en realidad es un órgano muscular que cumple la función de bombear la sangre para que ésta circule por todo el cuerpo, lo hace a través de un sistema de arterias, venas y capilares.  Cuando las arterias se obstruyen por obesidad, colesterol u otras causas,  (¡oh, oh!) aquí se llora no por el desamor sino por el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

La buena noticia es que muchos ataques de este tipo, se pueden prevenir a través de cambios de estilo de vida. Por ejemplo, una dieta saludable puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón y hay una lista de alimentos que son elogiados por los dietistas. ¡Anota los cinco principales alimentos que mantendrán tu corazón contento!

Avena, ¡fabulosa fibra!

Es es una buena fuente de beta glucano, un tipo de fibra soluble que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y llevar el exceso de colesterol del cuerpo, dice Marisa Moore, RD, Academia de Nutrición y portavoz de Dietética y nutrición a consultor en Atlanta.

La soya

Está demostrado que la soya reduce el colesterol LDL, o colesterol malo,  la proteína de soya puede reemplazar algunas de las grasas saturadas que se encuentran en carnes y lácteos. Las grasas saturadas deben estar limitadas a menos del 10 por ciento de tus calorías diarias, ya que aumenta la cantidad de colesterol en la sangre. Elije productos lácteos sin grasa o bajos en grasa y porciones moderadas de carnes magras.

Popeye tenía razón: la espinaca

Frutas y verduras naturalmente estanoles y esteroles ayudan a reducir el colesterol LDL mediante el bloqueo de la absorción del colesterol de los alimentos haciendo que salgan del cuerpo a través de los residuos. Las espinacas tienen el beneficio añadido de su alto contenido de potasio, que ayuda a reducir los niveles de presión arterial, dice Moore.

Salmón: en la rosa de la salud


Los pescados grasos como el salmón son una gran fuente de Omage-3, ácidos grasos. "Los Omega-3 ayudan a reducir los niveles de triglicéridos, el riesgo de coágulos sanguíneos, el riesgo global de ataques al corazón y disminuyen los niveles de presión arterial", dice Moore.

Nueces para la salud del corazón

Las nueces son una buena fuente de grasas poliinsaturadas - del tipo que está demostrado reduce los niveles de colesterol en sangre y la generación de colesterol LDL en el cuerpo. También son una fuente vegetal de ácidos grasos omega-3, lo que los hace una bendición para las personas que no comen pescado.

FUENTE: 

EatRight