La primavera ya está entre nosotros, y seguro tienes muchas ganas de estrenar ese vestido floreado súper ajustado que compraste hace poco. Sin embargo, todavía no has podido deshacerte de esa panza hinchada, que sabes bien que no es tuya, sino que es a causa de los malos hábitos que no has erradicado y que te hacen lucir más que gorda e hinchada.

¡Tienes que hacer algo ya! Verás que si pones manos la obra, pronto podrás lucir tu barriga plana en ese hermoso vestido primaveral.

Evita:

- Ingerir chicles y refrescos con gas, pues éstos provocan flatulencia.

- Tomar bebidas con popote o beber alcohol en exceso, pues estos también te pueden provocar hinchazón.

- La lactosa, ya que puede caerte muy pesada. Opta por leche deslactosada o yogur.

- Productos de panadería, como panes blancos, bollos, pasteles, ya que además de contener grandes cantidades de azúcar y grasa, el gluten y la levadura hacen la digestión más lenta y generan gases.

- Las papas fritas o alimentos con grandes cantidades de sodio, ya que éstos solo harán que acumules líquidos y luzcas hinchada. Trata de no comer alimentos congelados o enlatados, que contienen una alta ración de sodio por los conservadores que utilizan.

Procura:

- Comer alimentos con fibra, como cereales integrales, vegetales crudos, legumbres cocidas o frutas crudas, ya que regularizan el tránsito intestinal ¡Pero no abuses! En grandes cantidades la fibra puede provocar un exceso de flatulencia y hasta diarrea.

- Ingiere alimentos frescos. Olvídate de la comida rápida, de las latas y de los congelados.

- Cambia los refrescos por el té sin azúcar. Un te caliente o frío de jamaica (hibiscus) es un excelente diurético, mientras que el té verde tiene antioxidantes que incrementan el nivel metabólico en los seres humanos.

- Consume gengibre fresco, ya que ayuda a darte la sensación de un estómago lleno. Lo puedes rayar sobre tu piña recién cortada con un poco de menta.

- Hablando de menta ¡Inclúyela en tu dieta! Según la consultora de celebridades Christine Avanti, el olor de la menta hace que ingieras menos calorías.

- Haz que tu agua sea más atractiva y agrégale menta, una rodaja de fresa, otra de limón y otra de naranja.

- Tira la bolsa de papas fritas y consume vegetales crudos como la zanahoria, la jícama, el apio y aderézalos con unas gotas de limón.