Ahora que han pasado las fiestas decembrinas en las que hemos comido de más, y quizás en forma poco saludable, es hora de limpiar nuestro cuerpo y volver a estar espléndidas. Aquí te presentamos 10 opciones desintoxicantes que te ayudarán a sentirte mejor.

1. Frutas. Especialmente las que contienen vitamina C como las fresas, kiwis y naranjas, ya que disminuyen el colesterol en la sangre, aceleran la disminución de sustancias tóxicas y neutralizan algunos efectos del tabaco.

2. Verduras en general. Las alcachofas, por ejemplo, drenan el hígado, permitiendo la depuración del organismo, y estimulan el funcionamiento de la vesícula biliar. Otras verduras depuradoras son los espárragos, espinacas, cebolla, rábanos y berros.

3. Pepino. Esta hortaliza contiene una gran cantidad de agua lo cual lo hace un diurético y un drenador muy efectivo.

4. Limón. Tiene sustancias antisépticas, efectivas contra las infecciones bacterianas, además combate la acidez del estómago derivada de la metabolización de la carne roja y las grasas animales.

5. Ciruela pasa. Su principal virtud es que es laxante y te ayuda a acelerar el tránsito intestinal.

6. Algas. Ayudan a depurar el organismo, eliminar toxinas y combatir el exceso de grasa. En general, los alimentos verdes son ideales como desintoxicantes gracias a la clorofila que contienen y a que limpian el hígado.

7. Frutos secos. Gracias a la vitamina E que se encuentra en ellos y que facilita el consumo de oxígeno se oponen a los efectos devastadores de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular.

8. Pan integral. Por ser rico en vitamina B1 hace frente a los efectos tóxicos del alcohol y actúa positivamente sobre el sistema nervioso.

9. Arroz integral. Debido a la gran cantidad de vitamina B12 que posee, ayuda al organismo a desprenderse de las sustancias contaminantes y permite al hígado evacuar las grasas que lo obstruyen.

10. Ajo. Estimula el hígado para producir enzimas desintoxicantes las cuales ayudan a filtrar los residuos tóxicos en el sistema digestivo. Suprime sustancias nocivas y es diurético. Además elimina residuos viejos que van quedando en el organismo y ayudan a bajar el colesterol malo.