Luego de nueve meses maravillosos, llenos de sueños, de expectativas, de deseos, de ansiedad, de amor, de organizar y acomodar la casa, llega el gran día. Salen corriendo al hospital, das a luz, conoces a tu nuevo hijo, lo abrazas, lo besas y, cuando te dan el alta hospitalaria, vuelven todos a casa con el nuevo integrante de la familia. ¿¡Y ahora?!

Empiezan los llamados y las visitas, la dinámica diaria cambia, el sueño y las horas de dormir se alteran, las prioridades cambian, tus responsabilidades son otras, tú misma y tu cuerpo son distintos...

Para que todo salga perfectamente desde el primer momento, Tuti Furlán, del portal IniciativaT.com, te ofrece una serie de consejos imperdibles que te harán la vida más fácil y te ayudarán a que tu familia disfrute de ese gran momento en paz y armonía.

Haz clic aquí para leer la historia completa.