¿Tu cabello amaneció dispuesto a arruinarte la mañana? ¡No lo dejes salirse con la suya! Mejor aprende a dominar su rebelión, con sencillos peinados recogidos pero estilizados, que pueden transformar un mal día de cabello, en un look glamoroso.

Colas de caballo, simples pero chic. Son la solución más efectiva, pero no tienen por qué ser convencionales. Hasta la coleta más sencilla hay que peinarla con estilo. Esta temporada las colas de caballo se llevan en lo alto. Así que recógela bien elevada y enróllala con un mechón de cabello, para un look de salón.

Chongos casuales. Este verano, los chongos, al igual que las colas de caballo, se llevan en lo alto; así que, haz una coleta en la coronilla y antes de dar la última vuelta a la liga, enrolla el cabello formando un chongo. Sujétalo con el último ajuste de la liga.

Trenzas salvadoras. Si tu cabello tiene el largo suficiente, trénzalo con soltura de lado para el look fashion de las estrellas. Si tus capas o longitud te complican el estilo, entonces trenza sólo las capas frontales, préndelas atrás con una liga y sostén la trenza por debajo con un par de pasadores, para evitar que el peso la haga caer.

Mascadas sixties. Lograr el look vintage en boga, es fácil con una mascada, solo: Divide tu cabello en dos capas. Haz una cola de caballo baja con la sección inferior. Da crepé a las raíces de la sección superior. Rocía con spray tu cepillo y úsalo para peinar hacia atrás esa sección, cuidando de no alisar el crepe. Préndelo atrás en la misma cola de caballo. Enrolla tu mascada favorita y amárrala en tu cabeza, con un poco de presión, para que resalte el volumen retro que creaste en la parte superior. ¡Listo!

Broches múltiples. Ten siempre a la mano horquillas de colores, porque serán tu salvación en un mal día de cabello. La tendencia es aplicar una fila de más de tres, así que, sobre el cabello ligeramente húmedo, distribuye un gel anti-frizz. Ahora usa tus dedos para crear suaves ondas, sólo ve enrollando en ellos sección por sección y suéltalos. Recoge una sección del frente, de lado y hacia atrás, utilizando más de tres horquillas colocadas en fila.

Rollos aliados. Para un look suelto pero controlado. Divide tu melena en una raya de lado. Enrolla las parte más extensa con soltura y fíjala atrás con un pasador del tono de tu cabello. Haz lo mismo con la otra sección. Da el toque final creando ondas ligeras con la plancha en el cabello que queda suelto.