Perder el empleo de un día a otro es una de las peores cosas que nos puede suceder en la vida, afecta todo nuestro entorno y es tan desvastador como cuando perdemos una relación importante.

De acuerdo con especialistas, es la segunda pérdida más trágica que puede sufrir un ser humano, (la primera es el fallecimiento de un ser querido), debido a que la persona se encuentra en un estado de vulnerabilidad total y se ve obligado a transformar su rutina personal, laboral y económica.

Pero entonces, ¿cómo reaccionar ante esta situación? En primer lugar, respira profundo, tómate un tiempo para vivir tu duelo y después debes sentarte a pensar las estrategias para buscar un nuevo trabajo.

La Nena te da un plan para que te prepares y busques trabajo organizadamente, al final te darás cuenta que la pérdida de tu empleo fue una oportunidad para crecer en algo mejor y más apropiado. ¡Y te sentirás mejor y más exitosa en la vida!

¡Lee la nota completa!